Tel: 93 512 43 35 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

El funcionamiento de las calderas de condensación

El funcionamiento de las calderas de condensación

Si preguntas a cualquiera de los empleados de una empresa instaladora qué tipo de calderas de calefacción en Ripollet, Barcelona, son las más eficientes, con toda seguridad su respuesta va a señalar a las calderas de condensación. Es un tipo de calderas que, por su funcionamiento, son capaces de reducir el consumo de combustible en más de un 20 % con respecto a las calderas convencionales.

En todas las calderas de calefacción en Ripollet, Barcelona, el calor de la combustión del gas sirve para calentar el agua del circuito de calefacción. La propia combustión del gas genera humos y vapores que, a más de 100ºC se escapan libremente por la chimenea hacia el exterior de la casa. Sin embargo, en las calderas de condensación, esos vapores y humos se utilizan para precalentar el agua del circuito antes de que se acerque a la zona de los quemadores. De este modo, cuando el agua llega a los quemadores, en lugar de hacerlo a unos 15 o 20ºC, lo hace a 30 ó 45ºC, de modo que hace falta menos energía para llevarla a la temperatura ideal de funcionamiento. Una reducción de energía que se traduce en un menor gasto de combustible.

El ahorro de combustible es una de las grandes ventajas de estas calderas, pero no la única. Esos gases y vapores, al entrar en contacto con las tuberías del agua que precalientan, se condensan en líquidos de forma que no se expulsan por la chimenea, lo que reduce también de forma notable la expulsión de CO2 a la atmósfera contribuyendo también a reducir los efectos del cambio climático.

Por estos motivos, cuando nos piden a los técnicos de Gaserveis que recomendemos una caldera, sin dudarlo nos referimos a las calderas de condensación.  

haz clic para copiar mailmail copiado